Ingredientes claves: Butyrospermum Parkii (Shea) Butter

La manteca de karité hidratante es un producto libre de químicos, parabenos, propilenglicol, aceites minerales y derivados del petróleo. Materias primas orgánicas y/o certificadas Ecocert. No testeado en animales. Certificación internacional ONG PETA.

Manteca de Karité • La Jacinta

$7.000

Solo quedan 2 disponibles

Un producto 100% manteca de karité, 100% natural, multiusos. Potente regenerador celular que aporta hidratación y nutrición.

Hemos seleccionado la manteca de karité por su multiplicidad de usos. Indicada para tu cara, cuerpo y cabello. Es ideal para todo tipo de pieles, incluso la de bebés y embarazadas, especialmente efectiva para evitar que pieles secas y sensibles acaben envejecidas, deshidratadas, agrietadas o irritadas. Indicada para cabellos secos, dañados, frágiles y apagados.

Sus múltiples y excelentes propiedades la convierten en un producto muy versátil y preciado:

  • Es humectante y emoliente evitando la evaporación del agua de tu piel y cabello y contribuyendo a mantenerlos hidratados, sanos y luminosos.
  • Protege tu piel y cabello de las agresiones de los rayos del sol, del viento y del frío.
  • Sus ricos componentes aportan una potente acción antioxidante y nutritiva que combate los efectos del envejecimiento celular, estimulando su regeneración y mejorando la elasticidad y suavidad de tu piel y cabello. Previene la aparición de arrugas y las temidas estrías.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.
¿Qué es?

La manteca de karité hidratante de La Jacinta es un producto 100% puro y 100% natural. Se obtiene por prensado y no lleva aditivos químicos ni orgánicos. Su composición única entre las grasas y aceites le otorga diversas propiedades y beneficios que la convierten en un producto versátil y multiuso.

La manteca de karité se obtiene del fruto del árbol africano del mismo nombre que crece en países como Nigeria, Senegal o Burkina Faso. Sus frutos carnosos, de pulpa comestible, contienen un hueso del cual se extrae este preciado ingrediente que ha sido utilizado durante siglos por la cultura africana por sus propiedades terapéuticas y cosméticas.

Su composición es única e inigualable a otros aceites o mantecas ya que contiene:
– Una fracción saponificable de ácidos grasos compuesta por 41-50% de ácido oleico, 30-40% de ácido esteárico, 4-7% de ácido linoleico y 3-8% de ácido palmítico.
– Una fracción insaponificable que hace a la manteca de karité valiosa, exclusiva, singular y espectacular frente a las demás. Mientras un aceite vegetal típico suele contener un 1% de insaponificables, la manteca de karité contiene entre un 5-17% de dicha fracción.
Los componentes de la fracción insaponificable principalmente son triterpenos, hidrocarburos y esteroles ricos en principios activos.

La particular composición de la manteca de karité le confiere las siguientes propiedades:

Hidratantes, humectantes y emolientes
Actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la evaporación del agua contribuyendo así a mantenerla hidratada, sana, luminosa y de tacto suave.

Protectivas
Esta película que forma en la piel ayuda también a protegerla de las agresiones externas como el frío, el calor, el viento o el sol. Gracias sus componentes, la manteca de karité puede actuar como pantalla frente a ciertos rayos ultravioleta de determinadas longitudes de onda responsables de varias dolencias cutáneas.

Regenerativas y antienvejecimiento
Es fuente de vitaminas A, D, E y F que le otorgan una potente acción antioxidante y nutritiva que combate los efectos del envejecimiento de las células y estimula su regeneración, mejorando la elasticidad, firmeza y suavidad de la piel. Por esta razón, ayuda a combatir la formación de estrías y arrugas.

Cicatrizantes
Las mencionadas propiedades regenerativas y suavizantes otorgan a la manteca de karité su capacidad cicatrizante. Se puede utilizar para reducir arrugas y estrías, pero también en pieles con tendencia a descamarse, en manos, talones y labios agrietados, en pieles con eczemas, como cicatrizante de heridas y enfermedades que influyan en la degeneración o descamación de la piel.

Antiinflamatorias
La presencia en su composición de esteroles vegetales como los fitoesteroles alfa y beta-amirina, le proporcionan ciertas propiedades antiinflamatorias que ayudan a calmar la piel y ha reducir la inflamación.

Beneficios Claves

  • Indicada para cara, cuerpo y cabello. Es ideal para todo tipo de pieles, incluso la de bebés y embarazadas, especialmente efectiva para evitar que pieles secas y sensibles acaben envejecidas, deshidratadas, agrietadas o irritadas. Indicada para cabellos secos, dañados, frágiles y apagados.
  • Es un eficaz hidratante, reteniendo la humedad y aportando elasticidad y brillo a la piel. Es ideal para las pieles que acabamos de indicar.
  • Es un protector y reparador de la fibra capilar y del cuero cabelludo: restaura la fuerza y el brillo, revitaliza e hidrata los cabellos secos, dañados, frágiles y apagados al mejorar su capacidad de oxigenación, mantiene el cuero cabelludo libre de descamaciones.
  • Ayuda a proteger la piel y el cabello de los embates medioambientales y ciertos rayos UV previniendo contra posibles quemaduras solares.
  • Su acción antioxidante ayuda a reducir las arrugas o líneas de expresión.
  • Suele usarse para reducir cicatrices y estrías, así como irritaciones de la piel tales como eczemas, psoriasis y quemaduras solares, etc.
  • Es un buen calmante para las lesiones leves, como la dermatitis del pañal, ayudando a prevenir enrojecimientos de la piel por la fricción con los pañales.
  • Es indicada durante el embarazo y la lactancia, ya que previene la aparición de estrías y la formación de grietas en el pecho.

 

Modo de Uso

  • Indicada para cara, cuerpo y cabello.
  • Su aplicación tópica es muy buena pues se absorbe muy fácilmente sin dejar rastros grasientos. Gracias a sus propiedades se puede utilizar como crema de día y/o crema de noche.
  • Cuando se necesita una recarga extra de hidratación, se puede añadir una pequeña cantidad a nuestra crema habitual, mascarilla o exfoliante de cara, cuerpo y cabello.
  • En invierno, cuando los labios se resecan, la manteca de karité es muy útil para humectarlos y regenerar la piel. Del mismo modo, también puede usarse para la nariz irritada por los resfríos.
  • Los hombres la pueden usar como aftershave y así evitar la sensación desagradable de irritación y deshidratación provocada por el afeitado.
  • En el cuerpo se emplea para hidratar las zonas más secas como brazos, piernas (ideal tras la depilación), manos, nalgas, pecho y vientre.
  • También es aconsejada para su uso en las uñas, ya que mejora su brillo y previene posibles roturas.
  • En el embarazo es muy común tener pesadez de piernas y sentir los pies cargados y cansados. Masajea tus pies con esta rica manteca de karité hidratante antes de dormir y verás los resultados. Pies menos hinchados y totalmente descansados.


Precauciones de uso:

  • En caso de reacción alérgica descontinuar su uso.
  • Mantener alejado del alcance de los niños.
  • No mantener el producto expuesto directamente al sol.
  • Debido a que tiene ingredientes activos de origen natural, podrían ocurrir variaciones en el color del producto, lo que no altera sus propiedades.

 

INCI

Butyrospermum Parkii (Shea) Butter

Opiniones

Reviews

There are no reviews yet.

Sé el primero en valorar “Manteca de Karité • La Jacinta”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

X